Saltar al contenido
Lana merino XXL

Tipos de lana y sus propiedades

Si deseas conocer más sobre la lana, te contaremos a continuación las características fundamentales de los diferentes tipos de lana que existen.

tipos de lana de oveja

Comenzaremos por el principio y por definir ¿qué es la lana?:

  • Es una fibra orgánica y natural que proviene del pelo de algunos animales como las ovejas, y que se obtiene mediante el proceso conocido como esquila.

TIPOS DE LANA DE OVEJA

La clasificación de la lana, según la raza ovino que la produce es la siguiente:

  • Lana de Shetland. Recibe su nombre por la procedencia de las ovejas, estas son criadas en las islas Shetland (Escocia) y su lana se caracteriza por su finura, su fuerza y su calidez. Es un tipo de lana ideal para tejer a mano jerseys y chaquetas de abrigo debido a los altos niveles de ondulación del vellón. También es usada para confeccionar ropa deportiva y abrigos de calidad por su alta resistencia a los climas fríos.
  • Lana Merino. Es uno de los tipos de lana más apreciados y valorados que existen debido a su suavidad y la finura de sus fibras. Proviene de la oveja merina que es la raza más común, aunque su origen es un misterio, se cree que de Marruecos pasaron al sur de España durante el siglo XIV. Hoy en día, los principales productores de lana de merino se concentran en el hemisferio sur (Australia, Nueva Zelanda, Uruguay y Argentina). 
  • Lana de Loden. Este tipo de lana es famosa por la confección de abrigos de calidad (el abrigo austriaco, tirolés, o más conocido como Loden). Un tejido grueso y pesado, pero al mismo tiempo suave y duradero, fabricado a partir de la dura lana de la oveja de las montañas tirolesas.
  • Lana Lincoln. Esta lana se caracteriza por ser la más larga, gruesa y pesada. Es una lana muy demandada en la producción de prendas de abrigo. Como su nombre indica, proviene de la oveja Lincoln originaria de Inglaterra.

En Islandia, existe una raza de oveja que habita únicamente en la isla, su pelo es largo, suave y brillante. Las alfombras islandesas de este pelo genuino son únicas en cuanto a forma, color, tamaño (es más plana y ancha) y longitud de pelo.

ESTRO | Color Natural | Alfombra de Piel Genuina Islandesa de Oveja - Cordero | Espléndida y Lujosa | ESN (Color 7, 130 cm)
Este es un producto natural por lo que cada alfombra será autentica y única. En comparación con la alfombra de la lana de oveja común, la alfombra islandesa es más atractiva y más robusta

tipos de lana de oveja

  • Lana Correidale. Surge del cruce de la oveja merino y la oveja lincoln. Se buscaba conseguir una lana diferente y con el cruce se consiguió un tipo de lana largo y suave que va muy bien en climas tanto fríos como templados. Esta raza de ovejas se utiliza tanto en la producción de lana como de carne. Actualmente se cría en Uruguay, Argentina y Brasil.
tipos de lana de oveja
Raza ovina Correidale
  • Lana Romney Marsh. Debe su nombre a la región de origen de esta raza de ovinos, en concreto de la región de Sun and Green en Inglaterra. Además de Romney, se conocen también como ovejas Kent y al igual que la Correidale también se utiliza como productora de lana y carne. La lana tiene mucho grosor y se adapta muy bien a climas fríos y húmedos.
  • Lana de Cordero. Se obtiene de la primera esquila de oveja cuando tiene unos meses de nacida y se caracteriza por ser una lana extremadamente suave, cálida y elástica muy utilizada en la confección de ropa para bebés.
  • Lana Melton. La lana melton se caracteríza por su durabilidad y su resistencia al frío, la lluvia y el viento, sus fibras son gruesas y se usan en la confección de prendas de abrigo, chaquetas y también pantalones.

Otros tipos de lana de fibras animales.

  • Lana de Cachemira. La cachemira se hace de la lana que crece bajo el pelo de la cabra de cachemira, nativa de la India, el Tíbet, Turkestan, Irán, Irak y China. Cada cabra produce de 2 a 3 kg por año, lo que la convierte en una de las fibras naturales más caras. Es una lana suave y lujosa al tacto, pero no es tan duradera como otras.
tipos de lana y propiedades
Cabra de Cachemira en el Himalaya
  • Lana de Camello. Proviene de los camellos de dos jorobas criados en China y Mongolia, es un pelo muy apreciado y costoso de cosechar por lo que a menudo se mezcla con lana de oveja para que sea más barata. Muchos prefieren la tela en su estado natural tono marrón mantequilla, pero a menudo también es teñida de azul marino, rojo o marrón oscuro.
  • Lana de Alpaca. Es considerada una de las fibras más lujosas y finas del mundo, pudiendo llegar a los 19 micrones de finura.  Es tres veces más fuerte que el de la oveja y siete veces más caliente, estas propiedades la hacen excelente para la confección de prendas duraderas y resistentes.
  • Lana de Angora.  Se produce a partir de la piel del conejo de Angora. Es dos a tres veces más cálida que la lana de oveja, además de ser muy suave y ligera. Por su naturaleza frágil se combinan habitualmente con otro tipo de lana aumentando así la suavidad de la prenda. Es también un tipo de lana muy costosa debido a la escasez de productores y a su proceso de recolección. Está presente en ropa interior de lujo, ropa deportiva, suéteres y bufandas.
tipos de lana de angora
Lana de angora
  • Lana de Mohair. La lana de Mohair proviene de la cabra de Angora y es reconocida por su brillo sedoso. además de su ligereza (no se estira y dura mucho). Aunque en ocasiones la lana se tiñe, el mohair natural tiene variaciones de color que son preferidos por algunos colorantes artificiales. 

Características y propiedades de la lana.

Podemos distinguir entre propiedades físicas, propiedades químicas y propiedades biológicas.

  1. Resistencia. Una propiedad muy importante desde el punto de vista de la industria textil que somete a la lana a procesos como el cardado y el hilado, y que requiere que la lana pueda estirarse considerablemente sin llegar a romperse. 
  2. Elasticidad. Esta propiedad se refiere a que la lana puede estirarse (dentro de unos límites) estas pueden estirarse el doble de su tamaño y encoger tres veces más.
  3. Flexibilidad. Las fibras de la lana pueden doblarse con facilidad y esto permite que adopten cualquier forma sin romperse.
  4. Aislante térmico. Esta propiedad se debe a la forma de las fibras, en ellas el aire queda atrapado y al ser prendas que no van pegadas al cuerpo, la lana nos da una primera capa de aire con la generar un buen aislante.
  5. Hidroscopocidad. Es una propiedad que tienen los tejidos naturales como la lana, pudiendo absorber una cantidad de humedad de hasta el treinta por ciento de su propio peso. Esto permite que la piel transpire normalmente y evita la sensación incómoda que provoca un tejido mojado.
  6. Bactericida. La lana tiene la capacidad de repeler las bacterias y los hongos.

Clasificación de la lana

Otro de los aspectos a tener en cuenta para clasificar la lana (además de su procedencia) es su grosor.

En cuanto al espesor, la lana se expresa en g/m2 y su rango habitual suele estar entre 150 y 260 g/m2, según el tipo de prenda se utiliza para su fabricación un determinado grosor.

  • Entre 150 y 160 g/m2: se emplea fundamentalmente en prendas de ropa interior. Son prendas finas que van bien para usar en estaciones no muy frías ya que tienen un aporte bajo de calor.
  • Entre 200 y 250 g/m2: Estas prendas más gruesas tienen un aporte de calor más importante que las anteriores y son óptimas para utilizar en clima frío y si somos practicantes de trekking o senderismo.
  • Más de 250 g/m2: son prendas para usar regularmente en climas muy fríos ya que su aporte de calor es muy elevado.

La alergia a la lana

El aumento estos últimos años de alergias a algunas fibras se ha disparado, aunque la alergia a la lana es bastante común, esto es debido entre otras razones a que la lana de oveja contiene lanolina y puede provocar reacciones alérgicas al aceite o también a los ácaros.

Sus principales síntomas son picor en la piel o quemaduras y ronchas. También pueden aparecer dificultades respiratorias e irritación de los ojos.

Lanas de colores para tejer

Cuidados de la lana.

Si quieres mantener tus jerseys y otras prendas de lana en buen estado, te daremos a continuación una serie de consejos sobre cómo lavar y cuidar la lana para evitar que tus prendas encojan (también hay trucos para estirar una prenda de lana que haya encogido).

Como norma básica te diremos que debes lavar siempre tus prendas de lana en agua fría (también se puede limpiar en seco).

Lo mejor es lavarla a mano, evitando movimientos bruscos, utilizaremos detergentes neutros y debemos evitar colgarla ya que el peso de la prenda mojada hará que se estire y deforme.

También te puede interesar: