Saltar al contenido
Lana merino XXL

Teñir lana en casa

Una bufanda cuyo color ya no te gusta o un suéter viejo que quieres reciclar. Teñir tu misma la ropa de lana en casa es fácil, lo más importante es saber si el tipo de tejido de la prenda que quieras teñir absorberá el tinte.

Cómo teñir lana de oveja

La lana puede ser una tela delicada, pero se puede teñir siempre que su composición sea 100% natural.

También absorben bien el tinte otros tejidos naturales como el lino, el algodón, el terciopelo, el encaje, la seda, el esparto o el cáñamo. Por el contrario, no se recomienda teñir prendas con tejidos sintéticos.

Al teñir una prenda de lana de oveja o cualquier otro tejido natural, lo más importante a considerar para evitar errores es la dosificación, el lavado y el secado.

teñir lana de oveja

Para empezar, la lana no se puede teñir en frío. Debe calentarse y luego enfriarse gradualmente.

  • Puedes teñir lana, seda, mohair, angora con tintes especiales llamados «ácidos» porque la fijación del color contiene vinagre blanco.
  • También puedes optar por tintes alimentarios disponibles en supermercados, pinturas sobre seda disponibles en tiendas especializadas, o incluso probar tintes textiles naturales.

Este es el proceso para teñir lana en casa:

  1. Siempre prelava la lana antes de teñirla, debe estar perfectamente limpia.
  2. Llena una olla con suficiente agua caliente para permitir que la tela se mueva libremente.
  3. Añade el tinte a la olla de agua caliente y la cantidad necesaria de fijador (en el caso de la lana se usa vinagre), por último añade la lana prelavada.
  4. Deja durante al menos 30 minutos la olla a fuego lento removiendo de vez en cuando.
  5. Finalmente deja enfriar de forma natural antes de quitar la lana y lávala en agua tibia.

Este es el proceso de secado de la lana en casa:

Para secar y escurrir bien la lana se pueden usar toallas viejas, envuelve la lana en la toalla enroscando la prenda para eliminar el exceso de agua.

Pon el tejido a secar sobre una mesa o una superficie horizontal y siempre al aire en alguna zona a la sombra. No cuelgues la lana para evitar que el tinte se pueda correr y dejar manchas, ni dejes que le de el sol mientras se seca.

Cómo teñir lana con tintes naturales

Los tintes convencionales contienen sustancias químicas y, por tanto, son bastante contaminantes para el medio ambiente y nocivos para la salud. La alternativa ideal: hacer tus propios tintes con plantas.

Otra ventaja de usar los tintes naturales es que son una excelente manera de lograr combinaciones de colores únicas.

teñir lana con tinte vegetal

Hacer un tinte tú misma con plantas no es tan complicado. La clave del éxito: la paciencia. De hecho, tendrás que dejar reposar el textil durante largas horas o incluso una noche entera para que obtenga el tono deseado.

Para hacer un tinte con plantas, puedes elegir:

  • Fibra de origen animal. La lana de oveja sin tratar es ideal si eres principiante en el teñido de vegetales, ya que es fácil de encontrar. Otros tipos de lana de animales también podrían ser adecuadas  como la lana de alpaca o la lana de angora.
  • Fibras de origen vegetal como algodón, lino, cáñamo…

Estos son los materiales que vas a necesitar para hacer el tinte natural:

  • Una olla o cacerola (que no sean de aluminio)
  • Una cuchara de madera
  • Una báscula
  • Vinagre blanco
  • Plantas

Para que el color aguante los lavados y resista la decoloración lo primero que debemos hacer es preparar la lana para teñir:

  1. Llena una olla con agua
  2. Añade el vinagre blanco (para saber la cantidad de vinagre que tienes que echar, debes conocer el peso de la lana que quieres teñir, por ejemplo, para teñir 250g de lana necesitas 250ml de vinagre)
  3. Introduce la lana en la olla y déjala hervir durante 1 hora
  4. Déjala enfriar, saca la lana y enjuágala en agua tibia.

El siguiente paso es preparar el tinte:

  • Picar las plantas que elijas
  • Llenar una cacerola aproximadamente 3/4 de su capacidad con las verduras
  • Llenar la olla con agua
  • Hervir durante aproximadamente una hora hasta obtener el tono deseado
  • Filtrar el agua y dejar enfriar

Y ahora vamos a teñir la lana:

  • Poner la lana en el tinte.
  • Calentar a fuego medio durante aproximadamente 1 hora, revolviendo para que el color sea uniforme.
  • Luego, dejar que la tela macere para que absorba el color (la tela no tendrá el mismo cuando se seque, se aclarará). Cuanto más tiempo lo dejes, más oscuro será el color.
  • Una vez que tenga el color deseado, retirar la tela y enjuagar con agua limpia
  • Escurrir el tejido y secarlo.

Qué plantas se utilizan para teñir

Flores, frutos o corteza, puedes utilizar todo tipo de plantas. Tienes que elegir plantas de tinte. Son plantas que contienen pigmentos naturales en sus hojas, flores, raíces…

Aquí tienes una lista de plantas que son fáciles de conseguir para que puedas probar diferentes tonalidades.

  • Color amarillo o naranja. Cáscaras de cebolla, cúrcuma, hojas de abedul, brezo, cítricos, alcachofa, perejil, azafrán, tapas de zanahoria, ruibarbo-
  • Color rojo: Flores de hibisco, uvas rojas, cáscaras de cebolla morada.
  • Color azul: Moras, cerezas, fresas, col lombarda, frambuesas, arándanos, grosellas negras, flores de lavanda.
  • Color verde: Espinaca, helecho, tomillo, hoja de higuera.

Si quieres saber más sobre la lana: