Saltar al contenido
Lana merino XXL

¿Cómo esquilar ovejas?

La lana de oveja es una fibra que crece continuamente, las protege en invierno pero también acumula suciedad y parásitos. Por esto, para preservar el bienestar del animal y mantenerlas limpias es necesario cortar la lana a las ovejas. 

Esquilar ovejas

Se llama la esquila al acto de cortar el pelo o lana de las ovejas. Es un proceso necesario que mantiene a los animales saludables y en buen estado.

La esquila, es además beneficiosa para el dinamismo de los animales. Estimula el apetito de corderos y ovejas que luego producen más leche, también aumenta el vigor de los carneros. Al encontrar las ubres de su madre más fácilmente, los corderos pueden mamar mejor.

El trabajo lo realiza una persona llamada «esquilador», que utiliza tijeras especiales para cortar la lana de las ovejas. Para hacer esto, los esquiladores usan sus manos, pies y, a veces, dientes para controlar a las ovejas y mantenerlas tranquilas.

¿Qué es el corte?

El corte es un proceso de quitar la lana de las ovejas. Por lo general, se hace a mano con una cuchilla afilada y la esquiladora tirará de la lana en la dirección del crecimiento del cabello.

El esquilador usará su conocimiento experto para determinar el grosor de la lana y cuánto cortar. Para obtener un corte parejo, es necesario quitar toda la lana alrededor del vientre y la cola de la oveja.

¿Cuándo se esquila a las ovejas?

Suelen esquilarse una vez al año y se suele hacer en primavera antes de la llegada del calor. Dejarles crecer el pelo más de un año podría hacerle sufrir estrés por las altas temperaturas y padecer enfermedades, de modo que es vital esquilarlas cada año.

esquilar ovejas
La esquila se realiza una vez al año

Es un trabajo difícil y que requiere experiencia además de fuerza y habilidad, un esquilador sin experiencia podría dañar la lana o al animal por lo que lo mejor es que lo haga un profesional con el equipo adecuado y de calidad. Hoy en día se utilizan casi exclusivamente cortadoras eléctricas y antiguamente se utilizaban tijeras manuales (este método de esquila demanda mucho más tiempo y deja más lana en la oveja).

Uno de los países donde más se esquila (también es el país donde más ovejas hay) es Australia. Aquí se esquilan ovejas desde el principio del siglo XIX. La primera lana que se elimina es la del vientre ya que es la más basta, posteriormente se intenta esquilar el resto de una sola pieza.

esquilar oveja lana

La velocidad del esquilado es importante tanto para el hombre como para el animal, la oveja podría sufrir estrés así que existe un protocolo de cómo levantar a los animales y devolverlos a su lugar y posición lo antes posible.

Una sola oveja puede producir entre 4 y 5 kilos de lana. La fibra que se obtiene de la lana es muy apreciada por la industria textil y se emplea en la fabricación de prendas muy diversas. 

Proceso de esquila de ovejas

El primer paso en el proceso de esquila de ovejas es atrapar las ovejas. La persona que captura la oveja la conducirá a un recinto llamado «cobertizo de esquila».

Una vez dentro, lo colocarán boca arriba sobre una estructura similar a una mesa llamada «soporte». Luego comenzarán a usar las manos o los dientes para controlar su cabeza mientras se colocan a su lado. 

Para evitar que las ovejas pateen a los esquiladores, se acostumbra «amarrar» a las ovejas, lo que implica atar las dos patas traseras y delanteras para evitar que el animal se mueva.

La punta de la tijera corta la lana. La técnica que se utiliza, por lo general, es empezar por el lado izquierdo del animal, haciendo primero los hombros, la mitad del cuello, los costados, las patas traseras y la cola.

Luego, la oveja se da la vuelta y comienza a esquilar desde el cuello hacia abajo y termina en el lado derecho de la oveja.

Finalmente, se corta la tripa.

En el siguiente vídeo puedes ver el proceso de esquila de las ovejas.

Una vez termina el proceso de la esquila se efectúa el control de calidad. La labor de esta persona consiste en evaluar la calidad de la lana y seleccionar las pieles para crear distintos lotes. 

Una vez está clasificada la lana se lleva a una prensa gigante que las comprime en balas y posteriormente se grapan, se cierran y se sellan con el sello de la granja.

Para saber más sobre la lana: