Saltar al contenido
Lana merino XXL

¿Cómo esquilar ovejas?

Se llama la esquila al acto de cortar el pelo o lana de las ovejas. Es un proceso necesario que mantiene a los animales saludables y en buen estado.

Además de para obtener la lana y poder venderla, la esquila también se realiza para evitar que la oveja en verano pueda pasar demasiado calor.

Suelen esquilarse una vez al año y se suele hacer en primavera antes de la llegada del calor. Dejarles crecer el pelo más de un año podría hacerle sufrir estrés por las altas temperaturas y padecer enfermedades, de modo que es vital esquilarlas cada año.

esquilar ovejas
La esquila se realiza una vez al año

Es un trabajo difícil y que requiere experiencia además de fuerza y habilidad, un esquilador sin experiencia podría dañar la lana o al animal por lo que lo mejor es que lo haga un profesional con el equipo adecuado y de calidad. Hoy en día se utilizan casi exclusivamente cortadoras eléctricas y antiguamente se utilizaban tijeras manuales (este método de esquila demanda mucho más tiempo y deja más lana en la oveja).

Uno de los países donde más se esquila (también es el país donde más ovejas hay) es Australia. Aquí se esquilan ovejas desde el principio del siglo XIX. La primera lana que se elimina es la del vientre ya que es la más basta, posteriormente se intenta esquilar el resto de una sola pieza.

La velocidad del esquilado es importante tanto para el hombre como para el animal, la oveja podría sufrir estrés así que existe un protocolo de cómo levantar a los animales y devolverlos a su lugar y posición lo antes posible.

Una sola oveja puede producir entre 4 y 5 kilos de lana. La fibra que se obtiene de la lana es muy apreciada por la industria textil y se emplea en la fabricación de prendas muy diversas. 

En el siguiente vídeo puedes ver el proceso de esquila de las ovejas.

Una vez termina el proceso de la esquila se efectúa el control de calidad. La labor de esta persona consiste en evaluar la calidad de la lana y seleccionar las pieles para crear distintos lotes. 

Una vez está clasificada la lana se lleva a una prensa gigante que las comprime en balas y posteriormente se grapan, se cierran y se sellan con el sello de la granja.

También te puede interesar: